Por una sociedad más ética y un mundo más positivo

Ziv Yehezkel: La música que une a judíos y árabes

Valora este artículo
(0 votos)
El judío ortodoxo que fascina al islam El judío ortodoxo que fascina al islam Eyal Cohen

Siempre se ha dicho que la música es un poderoso instrumento, en este caso para unir pueblos con religiones y culturas distintas y muchas veces enfrentadas.

Ziv Yehezkel construye un puente cultural entre pueblos armado con sus cuerdas vocales. El inesperado enviado especial para unir culturas, que parecen destinadas a odiarse, es un judío religioso que canta clásicos de la música árabe y tiene una legión de seguidores en la filas del enemigo.

Viste con su kipá ritual hebrea y su barba, el jaredi (ultraortodoxo) seduce a los árabes que le ven como uno de los suyos. Junto a la Orquesta Andalusit de Jerusalén y la cantante árabe-israelí Nasreen, Yehezkel derriba barreras de ignorancia y odio en la velada El Cairo-Jerusalén.

En esta región del mundo, donde tantas veces escuchamos noticias relacionadas con la violencia y el odio nos encontramos con este músico que es capaz de llegar a la vez a palestinos, israelíes, judíos, cristianos, musulmanes, ateos...

Su receta contra la intolerancia: "Uno puede resignarse o luchar. Yo elegí luchar. Creo firmemente en lo que escribieron nuestros sabios: un poco de luz arrincona mucha oscuridad. Lo que debes hacer es encender un poco de luz"

 

 

 

 

Visto 361 veces Modificado por última vez en Lunes, 11 Junio 2018 13:33

Medios